El tamiz auditivo, una prueba para detectar sordera en recién nacidos

Mexicanal Junio 11, 2021

El tamiz auditivo consiste en colocar un pequeño audífono en el oído del bebé durante unos segundos


La pérdida de audición representa un obstáculo para la educación y la integración social de los niños. La sordera y la hipoacusia son dos de los principales problemas de discapacidad en la población infantil, sobre todo si existe el antecedente de nacimiento pretérmino.

Sin embargo, si se detecta en los primeros tres meses de vida, existen métodos que pueden evitar las limitaciones en el desarrollo integral del niño, principalmente en el lenguaje y el aprendizaje.

Una de las herramientas más eficaces en la detección temprana de hipoacusia o sordera es el tamiz auditivo, el cual se realiza a todos los recién nacidos; es una prueba sencilla y rápida que permite evaluar la capacidad auditiva sin causar dolor o molestia alguna. 

El tamiz auditivo consiste en colocar un pequeño audífono en el oído del bebé durante unos segundos. El tiempo ideal para su realización es al nacimiento y hasta los 3 meses de edad.

A partir de los resultados que se obtengan, se puede determinar si existe problema de audición; si es así, se inicia el seguimiento con especialistas, quienes de acuerdo a la evolución y tipo de sordera, valorarán si el niño es candidato a tratamientos como auxiliares auditivos o implante coclear.

De acuerdo con los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC), más del 98 % de los recién nacidos en los Estados Unidos son sometidos a evaluaciones auditivas. 

Compartir



AFILIADOS MÉXICO



DISTRIBUCIÓN