Tratamiento para la diabetes tipo 2

admin Agosto 28, 2021


 

Pregunta: ¿Qué tratamiento es bueno para la diabetes tipo 2?

 

Respuesta de la doctora Edith Bravo Ríos: La diabetes es una enfermedad crónica caracterizada por altos niveles de azúcar en la sangre. Comienza cuando el cuerpo no responde correctamente a la insulina (hormona secretada por el páncreas).

 

La diabetes tipo 2 es no insulinodependiente (tasas de insulina en la sangre a menudo normales), aparece en adultos y es la forma más común de esta enfermedad.

 

Debido a que el azúcar no está llegando debidamente, se acumulan niveles anormalmente elevados en la sangre, una situación llamada hiperglucemia.

 

Por lo general la diabetes 2 se desarrolla gradualmente.  La mayoría de las personas con esta enfermedad tienen sobrepeso en el momento del diagnóstico. Sin embargo, la diabetes tipo 2 puede presentarse también en personas delgadas, especialmente en los ancianos,

 

El estilo de vida tiene un papel importante en la diabetes tipo 2. El nivel de actividad bajo, una dieta deficiente y el peso corporal excesivo (especialmente alrededor de la cintura) aumentan significativamente el riesgo de desarrollar este tipo de diabetes.

 

Tratamiento

 

El objetivo inmediato es bajar los altos niveles de glucosa en la sangre, los objetivos a largo plazo son prevenir complicaciones, tales como: ceguera, amputación de extremidades, cardiopatía e insuficiencia renal.

 

El tratamiento principal para la diabetes son el ejercicio y la dieta, así como el autoexamen regular de azúcar en la sangre, el cual indicará si están funcionando bien la dieta, el ejercicio y la medicación.

 

Estos últimos se toman por vía oral o inyectados y los más comunes son:

 

  1. Los inhibidores de la alfa glucosidasa (como acarbosa), que disminuyen la absorción de carbohidratos del tubo digestivo para bajar los niveles de glucosa después de las comidas.
  2. Las biguanidas (metformina), que actúan ordenándole al hígado que disminuya la producción de glucosa, lo cual reduce los niveles de ésta en el torrente sanguíneo.
  3. Los medicamentos inyectables (como exenatida y pramlintida) pueden bajar la glucemia.
  4. Las meglitinidas (que incluyen repaglinida y nateglinida) estimulan el páncreas para producir más insulina en respuesta a la cantidad de glucosa presente en la sangre.
  5. Las sulfonilureas orales (como la glimepirida, gliburida y tolazamida) estimulan el páncreas para que produzca más insulina.
  6. Las tiazolidinedionas (como rosiglitazona) ayudan a la insulina a trabajar mejor en el sitio de las células. En esencia, aumentan la respuesta de la célula a la insulina.

 

El tratamiento se adecúa según la necesidad del paciente y para evitar los efectos adversos de cada fármaco, por lo que hay consultar con un médico.

 

Compartir



AFILIADOS MÉXICO



DISTRIBUCIÓN