Mexicanal_Migracion

Crece número de migrantes de Asia y África en México

dalmaguer   Julio 5, 2024   |

Las personas de dichos continentes tienen una alimentación muy distinta a la de los mexicanos y también requieren de traductores


Cada vez hay más personas migrantes originarias de Asia y África que pasan por México. Así lo ha confirmado el Instituto Nacional de Migración y el personal de los albergues.

Las personas de dichos continentes tienen una alimentación muy distinta a la de los mexicanos y también requieren de traductores, comentó el encargado del albergue Constitución de 1917, que opera en Ciudad de México con apoyo de organizaciones internacionales como Médicos Sin Fronteras.

“Es un reto recibir a tantos de otras culturas porque muchos de ellos no pueden comer cualquier cosa, por ejemplo, cerdo o res”, explicó el encargado Daniel Sandoval.

Agregó que han tenido que “recurrir a más herramientas tecnológicas para poder entender sus necesidades”.

En los últimos días, por ejemplo, llegaron dos personas de Afganistán y otra de China. 

Ellos buscan junto con otros migrantes latinoamericanos una cita para solicitar asilo en Estados Unidos a través del sistema electrónico CBP One, que cada día se torna más complicado.

Según estadísticas de la Unidad de Política Migratoria (UPM) de la Secretaría de Gobernación, entre el 2013 y el 2023, el número de migrantes provenientes de Asia pasó de 894 a 45 mil 650, y la que viajó desde África pasó de 545 a 59 mil 448.

Entre enero y abril del 2024, la UPM contabilizó a 21 mil 221 migrantes asiáticos de más de 35 países. La mayoría viene de China (6 mil 271), India (6 mil 437), Afganistán (1,366), Uzbekistán (1,317), Nepal (727), Kirguistán (502) y Kazajistán (499).

En el mismo periodo, las autoridades migratorias detuvieron a 27 mil 15 personas procedentes de 44 países de África, principalmente de Senegal (6 mil 577), Guinea (6 mil 388), Mauritania (3 mil 532), Angola (2 mil 024), Ghana (mil 625) y Somalia (840).

Causas muy diversas

Algunas de las causas por las que muchas personas de dichos continentes han decidido migrar son los regímenes autoritarios, la intolerancia religiosa y, desde luego, la pobreza extrema. 

Pero también se debe a estrategias de tipo electoral, laboral y político en Estados Unidos, y a que la frontera entre México y su socio comercial del norte difícilmente podría cerrarse, coinciden analistas del Wilson Center y del Migration Policy Institute (MPI).

Los factores anteriores forjan un caldo de cultivo para un éxodo internacional que utiliza redes de tráfico pagadas por familiares que migraron previamente. Un viaje que puede llegar a costar desde 5 mil hasta 35 mil dólares, detalla el Wilson Center.

En el continente americano, las causas que permiten el flujo se reparten por etapas o “regiones”, según el estudio Migración Africana a través de las Américas, del MPI.

En primer lugar, hay dos países en Sudamérica que por sus laxas políticas para otorgar visas han permitido la entrada de ciudadanos de prácticamente todo el mundo: Brasil y Ecuador.

Una vez que los migrantes se encuentran en cualquiera de estas naciones, entra en acción la segunda etapa: la ruta hacia Estados Unidos.

Según la nación de tránsito, los migrantes a veces deben pagar cuotas a los cárteles locales –Clan del Golfo, en Colombia; el Cártel Jalisco Nueva Generación y el de Sinaloa, en México– o pagar permisos oficiales de entrada a las autoridades migratorias.

México “emitía a los migrantes permisos para transitar en cuestión de días hasta el verano del 2019 y la logística para ellos se volvió significativamente más difícil”, detalla el análisis.

De entrada, incrementaron las detenciones. Ese año, las autoridades interceptaron a 5 mil 878 asiáticos y 7 mil 065 africanos. Cinco años después, la primera cifra se multiplicó por cinco y la segunda por 10.


Con información de lavisionatl.com