Mexicanal_SedantesMortales

Poblano es enjuiciado por suicidios en EE.UU.

dalmaguer   Julio 9, 2024   |

El inculpado podría pasar hasta 60 años en prisión


Un poblano está enfrentando un juicio en Illinois, Estados Unidos, por promover y facilitar el suicidio al vender sedantes mortales a personas en varios países. 

Al menos 69 individuos adquirieron los fármacos por entre 400 y 700 dólares.

Daniel González Munguía los enviaba por correo postal desde México y operaba de manera abierta. Incluso tenía un catálogo llamado “cómo suicidarse”, que incluía su correo electrónico y su cuenta de PayPal para recibir pagos.

Las investigaciones revelan que González recibió más de 400 mil dólares en giros postales durante dos años y podría pasar hasta 60 años en prisión por los cargos de que se le acusa. 

En su defensa, asegura que ha cambiado, se ha vuelto más consciente de su fe y está estudiando la Biblia junto a otros reos.

Método y alcance de la operación

Desde el 2015, González utilizaba el nombre de “Alejandro” para traficar el medicamento, que generalmente se usa para sedar animales pero puede causar la muerte en humanos en menos de 30 minutos. 

A través de su dirección de correo electrónico, logró vender el fármaco no solo en Estados Unidos, sino también en países como Australia, Canadá, China, Francia, Alemania, Irlanda, Corea del Sur, España, Suiza y el Reino Unido.

Investigación y captura

El agente especial Daniel Nugent, quien lidera la investigación, interceptó un paquete en marzo del 2016. Este contenía dos botellas de 100 ml de sedantes para animales y estaba destinado a un farmacéutico en Illinois, sin embargo, estaba declarado como “dos artesanías mexicanas”.

Al inspeccionar correos electrónicos, las autoridades descubrieron que González había recibido al menos 206 mil 927 dólares por giro postal, provenientes de 69 personas en todo el mundo que compraron el medicamento a través de él y otros ocho cómplices en Puebla.

Impacto y casos documentados

Se confirmó que al menos cinco hombres en Estados Unidos murieron tras ingerir los medicamentos enviados por González. 

Entre los casos documentados se encuentran un hombre de 29 años de La Mesa, California, encontrado muerto en un hotel y otro de 26 años de Mount Prospect, Illinois, hallado con una nota de suicidio. Ambos en el 2025.

Arrepentimiento y búsqueda de redención

En su carta a la jueza Sara L. Ellis, González expresó su deseo de cambiar y progresar. Mencionó que ha mejorado sus habilidades en inglés y ha encontrado consuelo en la Biblia. La jueza decidirá próximamente cuál será su sentencia.