Mexicanal_PesteEEUU

EE.UU. confirma tercer caso de peste bubónica

dalmaguer   Julio 10, 2024   |

Estados Unidos ha identificado tres casos de peste bubónica en lo que va del año. El primero fue detectado en Oregón y el segundo en Nuevo México. 

Esta vez un habitante del condado Pueblo, al sur de Colorado, resultó infectado con la bacteria Yersinia pestis.

El Departamento de Salud Pública y Medio Ambiente del condado (PDPHE) indicó que se desconocen el lugar y modo del contagio.

El paciente fue hospitalizado la semana pasada y desde entonces su condición mejoró, según Trysten García, portavoz del PDPHE.

Cada año se detectan en promedio solo siete casos de peste bubónica en Estados Unidos. El último brote en el país ocurrió en Los Ángeles en la década de 1920, con unos 30 muertos confirmados, según los Centros de Control de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos.

Dado que la peste bubónica es endémica tanto en el sur de Colorado como en amplias zonas del oeste del país (Arizona, California, Nevada, Nuevo México y Oregón), no se pudo precisar cómo ocurrió el contagio, aunque la forma más común es que una pulga infectada salte de un roedor a un humano.

Según los CDC, el contagio también puede ocurrir si una persona simplemente toca la piel de un animal infectado (generalmente ratas o perros de las praderas) o por medio de la tos de estos animales. Además, los humanos pueden contagiarse entre sí al toser.

El PDPHE pidió que quienes tengan mascotas no dejen que cacen roedores o caminen por las colonias de perritos de las praderas, y advirtió que los collares antipulgas no necesariamente son eficaces contra aquellas infestadas de peste, por lo que sugirió evitar dormir junto a las mascotas.

“La peste se puede tratar con éxito con antibióticos, pero una persona infectada debe ser tratada con prontitud para evitar complicaciones graves o la muerte”, expresó Alicia Solís, directiva del PDPHE.

No existe una vacuna contra esta enfermedad, que puede ser mortal (como ocurrió con la persona contagiada en Nuevo México) si no se trata a tiempo, dado que la bacteria que causa la peste puede infectar los pulmones (peste neumónica) o la sangre.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), dependiendo del país y otros factores, del 30 al 60 por ciento de los infectados de peste bubónica fallece.

Los síntomas pueden desarrollarse después de un periodo de incubación que dura entre un día y una semana, de acuerdo con la OMS. 

Esos son fiebre repentina y escalofríos, dolor de cabeza intenso, dolores musculares, náuseas y vómitos, así como inflamación de los ganglios linfáticos, llamados bubones, que dan nombre a la forma más común de esta enfermedad.

La peste bubónica o muerte negra causó unos 50 millones de muertes en Europa en el siglo XIV, con subsecuentes epidemias en China e India. En la actualidad, la República Democrática del Congo, Madagascar y Perú son los tres países con la más alta incidencia de peste bubónica endémica, según la OMS.


Con información de lavisionatl.com