Mexicanal_mujeres embarazadas_influenza

El riesgo de contrar influenza en mujeres embarazadas

rociolopez@mex…   Diciembre 28, 2022   |

Es más probable que la influenza cause enfermedades graves que deriven en hospitalización en personas embarazadas 


La influenza también puede ser nociva para el bebé en gestación. Un síntoma común de la influenza es la fiebre, la cual se ha asociado en algunos estudios a defectos en el tubo neural y otros resultados adversos para el bebé en gestación.

Vacunarse durante el embarazo también puede ayudar a proteger a un bebé de la influenza durante los primeros meses de vida (la persona embarazada le pasa anticuerpos al bebé en desarrollo durante el embarazo). Las personas que reciben la vacuna contra la influenza durante el embarazo o el periodo de lactancia también generan anticuerpos contra la influenza que pueden compartir con sus bebés a través de la leche materna.

Una vacuna contra la influenza es la mejor protección contra la enfermedad

Recibir la vacuna contra la influenza es la primera medida que puede tomar una persona —y la más importante— para protegerse de la influenza y sus posibles complicaciones graves. Las personas embarazadas deberían recibir la vacuna inyectable contra la influenza en vez de la vacuna contra la influenza en atomizador nasal. Un estudio del 2013 demostró que durante las temporadas de influenza 2010-2011 y 2011-2012, la vacunación redujo a la mitad el riesgo de influenza en las personas embarazadas. Estos resultados concuerdan con el rango general de eficacia estimada de la vacuna contra la influenza en adultos de 18-64 años. Un estudio del 2018 reveló que vacunarse contra la influenza reducía el riesgo de hospitalización por influenza de una persona embarazada en promedio en un 40 %. Las personas embarazadas que reciben la vacuna contra la influenza también ayudan a proteger a sus bebés de la influenza durante los primeros meses de vida, cuando son demasiado pequeños para vacunarse. Hay un listado de los estudios recientes en beneficios de la vacunación contra la influenza para personas embarazadas.

Para la mayoría de las personas que necesitan solo una dosis de la vacuna contra la influenza para la temporada, septiembre y octubre suelen ser buenos momentos para vacunarse cada año. También pueden considerar vacunarse durante julio y agosto las personas que están cursando el tercer trimestre de embarazo, porque esto puede ayudar a proteger a sus bebés de la influenza durante varios meses después del nacimiento (cuando son demasiado pequeños para vacunarse). Algunos niños necesitan dos dosis de la vacuna contra la influenza, con un intervalo de al menos cuatro semanas entre dosis (niños de 6 meses a 8 años de edad que nunca recibieron la vacuna contra la influenza o que todavía no recibieron un total de dos dosis a lo largo de sus vidas). En el caso de esos niños, se recomienda que reciban la primera dosis ni bien esté disponible la vacuna, para que puedan recibir la segunda dosis (para lo que deben transcurrir al menos cuatro semanas después de la primera) antes de fines de octubre.